¿Cuál es la vivienda que te puedes permitir con tu sueldo?

cual-es-la-vivienda-que-te-puedes-permitir-con-tu-sueldo

¿Cuál es la vivienda que te puedes permitir con tu sueldo?

Comprar una vivienda requiere de mucha paciencia, pero también de saber calcular aquellos que nos podamos permitir. A mayor sueldo, por lo general, mayor podrá ser la hipoteca contratada, y viceversa. Por eso, hay una cuestión que ronda habitualmente en nuestra cabeza: ¿cuál es el préstamo hipotecario máximo que podemos pedir según el salario que tenemos? O, dicho de otra forma, ¿cuál es el precio máximo de la vivienda para que podamos asumir cualquier cuota sin problema?

Este no es un tema que se debe quedar en la superficie, fundamentalmente porque un cálculo a la baja puede hacernos renunciar a una casa o piso mejor sin necesidad. Es primordial conocer nuestra capacidad de endeudamiento para elegir la hipoteca que mejor se ajuste al momento que estemos atravesando.

En primer lugar, la pregunta a responder es cuál es la hipoteca máxima que puedo pedir según el sueldo. El importe de cuánto vamos a poder destinar a la compra de una vivienda va a venir determinado por lo que se denomina capacidad de endeudamiento, es decir, la cuantía de sus ingresos que un ciudadano puede destinar al pago de deudas.

Por ejemplo, en el caso de la hipoteca se recomienda que la cuota mensual no supere el 30% – 35% de los ingresos netos, destinando el 65% restante para satisfacer otras necesidades, como alimentación, ropa, ocio y ahorro. Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria, lo explica de la siguiente manera: “un trabajador con unos ingresos en torno a 1.000 euros podrá asumir una hipoteca de unos 350 euros mensuales, mientras que otra persona con una nómina neta de 2.000 euros podría llegar a hacer frente a una hipoteca de hasta 700 euros mensuales”..

¿Y cómo se puede calcular esas cantidades? Cada situación personal es distinta y pueden darse factores que varíen el montante final de esa hipoteca máxima según el sueldo. En este sentido, para saber qué cuota mensual vamos a tener que abonar por el préstamo y cuál es la hipoteca máxima a solicitar según el sueldo, debemos tener en consideración algunos factores.

Primeramente, los gastos asociados. A este 20% inicial hay que sumarle otros gastos como notario, registro, tasación, impuestos… Conviene tener en cuenta también el coste futuro de mantenimiento de la vivienda, pues puede aumentar notablemente respecto a la situación anterior.

Por otro lado, la situación laboral y personal. Debemos tener en cuenta nuestra situación laboral actual y también la futura, es decir, si tenemos un contrato temporal o indefinido, así como cuáles pueden ser nuestras perspectivas profesionales. Es importante pensar a futuro, pues la hipoteca es a largo plazo,

A esto hay que sumarle también otros ingresos y deudas. Para determinar la hipoteca máxima según el sueldo no hay que olvidar analizar los ingresos y gastos que tienes. Por ejemplo, puede que, además del salario, también percibas una pensión de viudedad o el alquiler de otro piso, por lo que tus ingresos netos serán mayores y podrás destinar más dinero a la compra de la vivienda.

Lo mismo ocurre en el caso contrario, es decir, que tengas varias letras más, personas a tu cargo o altos gastos médicos que requieran que destines a su pago más dinero del habitual.

Hay que añadir que nuestra calculadora de hipotecas puede servirte de orientación.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com