¿Es posible vender una casa con rapidez?

Es posible vender una casa con rapidez

¿Es posible vender una casa con rapidez?

Subida de tipos de interés, llegada de una posible recesión, miedo a la subida de la tasa de paro… La situación en la actualidad en el mercado europeo ha volado por los aires en los últimos meses, lo cual ha avivado el debate sobre si es momento de comprar una casa y vender tu inmueble actualmente. ¿Hay posibilidad de hacerlo?

La realidad es que sí, no puedes desesperar y cuajar una operación de venta de una propiedad se puede hacer. Eso sí, se necesitará del seguimiento de unas líneas maestras básicas que pueden ayudarte a completar el proceso exitosamente. Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria, hay opciones: “En España se tarda una media de 32 semanas en finalizar una venta desde que se anuncia hasta que se firma la operación, por lo que hay que seguir una serie de procedimientos para que te enmarques entre ese número”.

En primer lugar, Gulias comenta que es fundamental acertar con el precio de venta. Los particulares tienden a valorar por encima de la realidad la vivienda que quieren vender. Por eso, poner un precio que se ajuste a las realidades del mercado ayuda a que se venda con mayor prontitud.

A nuestro cerebro le gusta jugar con la lógica, sobre todo cuando se trata de hacer números. Una de las razones es el conocido como efecto dotación, que hace que tendamos a sobrevalorar las cosas que nos pertenecen. En otras palabras, que para ti tu casa vale más que la de tu vecino.

¿Y qué es lo que pasa cuando una vivienda es más cara que otra? Que tarda más en venderse. La forma de evitar este tipo de interpretaciones y sesgos cognitivos, que es como se llama, pasa por tasar tu vivienda o hacer un pequeño estudio del mercado inmobiliario en portales especializados.

Después, es muy importante tener toda la documentación preparada: agilizar el papeleo lo máximo posible y toda la documentación que sabes que exigirán. Entre otras cosas, el certificado de eficiencia energética, la nota simple del registro, el certificado de no adeudos con la comunidad, lo que confirma que estás al día con los pagos de la comunidad, el estado del IBI y un largo etcétera.

En línea con el último punto, se ha de dejar la casa lista para las visitas. Por un lado, haz las reparaciones que sean necesarias, pinta, deja la casa ordenada, quita los elementos más personales y ventila antes de que lleguen las visitas. La meta es que la visita sea memorable, lo que también incluye el recorrido e ir resaltando los puntos fuertes de la vivienda.

Asimismo, internet es una gran palanca para acelerar la venta de tu casa y los portales inmobiliarios, tus aliados, tanto los nacionales como los internacionales. Junto con las imágenes de calidad, asegúrate de incluir una descripción completa, realista y detallada de la vivienda. No te olvides del tamaño, resaltar la ubicación, indicar las certificaciones o de incluir los planes de la vivienda. Esto hará que el posible comprador tenga toda la información que necesita.

En última instancia, es vital ponérselo fácil al comprador. Enseña tu casa cuando te lo pidan y si el cliente no encuentra momento, propón una primera visita virtual. Esta disponibilidad puede multiplicar tus opciones de vender la casa. En este sentido, si deseas vender tu vivienda con rapidez, pónselo fácil también con la hipoteca y dale toda la documentación que necesite para solicitar un crédito hipotecario.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com