¿Por qué el escenario actual es interesante para comprar un inmueble?

por que el escenario actual es interesante para comprar un inmueble

¿Por qué el escenario actual es interesante para comprar un inmueble?

El tramo final del año no se suele ser un momento en el que se produzcan grandes compraventas de inmuebles, pero este año podría ser distinto. Se han conjugado una serie de factores que, en realidad, podrían generar un mayor apetito comprador que podrían aprovechar muchos usuarios.

El coronavirus ha generado un escenario bastante atípico. Por eso, el mes de diciembre puede convertirse en una fecha clave para el mercado inmobiliario e hipotecario. Se trata de un esquema que viene motivado por factores de peso como son los bajos tipos de interés en los préstamos hipotecarios y porque están llegando a los registros enormes cantidades de transacciones atrasadas que no se pudieron firmar durante los peores meses de la crisis sanitaria.

En este sentido, la pandemia ha provocado que se tenga que mantener una larga etapa de bajos intereses, lo cual invita a la posibilidad de embarcarse en la compra de un inmueble. El mes de diciembre y el primer trimestre del 2021 podrían ser fechas clave para encontrar las mejores ofertas dentro del mercado hipotecario.

El Euríbor en mínimos históricos ha generado que la escena haya saltado por los aires en los últimos tiempos. En octubre, sin ir más lejos, el indicador cerraba en el -0,46%, su tercer mínimo histórico consecutivo, lo que ha generado que la tendencia en los tipos de los préstamos hipotecarios continúe la senda bajista: no solo en los variables sino también en los fijas.

Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria, el clima sí invita a pensar, siempre que se dispongan de las condiciones adecuadas, de una potencial compra: “como consecuencia de la fuerte caída que ha experimentado el índice de referencia hipotecario para las hipotecas variables, los bancos se han visto obligados a mejorar su oferta a tipo fijo para asegurarse clientes, por lo que se van a producir interesantes posibilidades”.

A todo esto, hay que sumarle también el cambio en la tendencia en los precios de la vivienda, que ha empezado a variar y que, tal y como indican los expertos, provocará, con toda probabilidad, que 2020 termine con una rebaja en el valor de los inmuebles. Este descenso ya se ha producido en el tercer trimestre del presente ejercicio (-0,4%), según Tinsa y, de producirse en el cuarto trimestre, sería la primera vez en cinco años que el precio de la vivienda cae en esas fechas.

Este compendio de factores hacen que el momento actual sea una buena oportunidad para realizar la contratación de una hipoteca. Entre otras razones, porque las entidades bancarias son capaces de agilizar los trámites en el último trimestre del ejercicio para hacer balance y debido al interés que tiene en cerrar operaciones.

Ya que se desconoce lo que pasará en 2021, asegurarse la hipoteca ahora que están baratas sería una buena posibilidad. En el caso de que la pandemia se alargue, haya nuevos confinamientos y a su vez redunde en una mayor tasa de desempleo, la cuota de morosidad es probable que aumente y las entidades podrían restringir el acceso a los préstamos hipotecarios.

En este sentido, la decisión final dependerá de lo que estemos buscando de cara al futuro y del perfil que tengamos en concreto. Si las perspectivas financieras apuntan a que podemos soportar una subida de tipos de interés sin sufrimiento, o tienes capacidad de amortizar una parte importante de la hipoteca los primeros años de vida de la misma, será más interesante una hipoteca variable. Sin embargo, si prefieres tener una cuota fija y mantener tu cuadro de amortización, la hipoteca más adecuada será la fija”.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com