¿Cuánto cuesta subrogar una hipoteca?

cuanto cuesta subrogar una hipoteca

¿Cuánto cuesta subrogar una hipoteca?

Muchos clientes se plantean la idea de buscar mejores opciones en cuanto a su préstamo hipotecario. Más aún, con las subidas de los tipos de interés del Banco Central Europeo. En este sentido, subrogar una hipoteca trae asociados una gran cantidad de beneficios económicos.

Se trata de una buena alternativa para mejorar las condiciones de tu hipoteca, rebajar tu cuota, pasarte de tipo variable al fijo o viceversa. Sin embargo, esto tiene un coste, deberás afrontar los llamados gastos de la subrogación hipotecaria.

¿Cuáles son esos gastos? Para trasladar un préstamo hipotecario de banco deberás realizar diferentes trámites que implican un gasto de dinero, por ejemplo, tasar tu vivienda, ir al notario y al Registro de la Propiedad, entre otros. Por otro lado, lo bueno es que la mayoría de los gastos de subrogación te los abonará el banco (funciona de este modo por ley).

La actual ley hipotecaria establece que el banco al que traspasas tu hipoteca debe encargarse de algunos gastos. En primer lugar, los aranceles de la notaría: se trata de lo que cobra el notario por formalizar legalmente el acuerdo de la subrogación (escrituración). Aproximadamente, tiene un coste que ronda entre el 0,2% y el 0,5% sobre el importe pendiente de pago del préstamo subrogado.

Por otra parte, los conocidos como aranceles del registro: se trata de lo que cobra el Registro de la Propiedad por inscribir el cambio de banco. Por lo general, estos aranceles cuestan alrededor de 100 euros.

Además, hay que sumarle los honorarios de la gestoría: es lo que debe pagar la entidad bancaria a la gestoría por llevar la escritura de la notaría al Registro de la Propiedad. Su coste medio se encuentra entre 200 y 500 euros, si bien cada gestoría puede cobrar lo que le parezca oportuno.

¿Y qué gastos de la subrogación hipotecaria asume el cliente? Si optas por cambiar la hipoteca de banco, será necesario formalizar una nueva escritura ante el notario y, también, deberás notificar el cambio de acreedor al Registro de la Propiedad. Es por este motivo que, la operación trae asociados ciertos gastos que, no son demasiado altos, pero pueden resultar significativos.

Por otro lado, tu entidad bancaria actual puede cobrarte una comisión por subrogación y una penalización por riesgo de tipo de interés. Estas últimas únicamente serán aplicables si se encuentran detalladas en el contrato hipotecario.

En cuanto al coste de tasación de la vivienda ronda entre los 200 y los 400 euros, dependiendo de los honorarios del profesional designado para llevar a cabo la operación. Asimismo, la comisión por riesgo de tipo de interés ser el más complejo de todos los gastos de la subrogación hipotecaria. El coste variará según el tipo de contrato que tengas con tu banco y la fecha en la que hayas solicitado el préstamo.

Al modificar el préstamo hipotecario, la entidad que abandonas cuenta con el derecho a cobrarte una comisión por subrogación solo si su existencia y su coste se encuentran indicados en el contrato. Su valor está regulado por ley y se ubica entre el 0% y el 2% sobre el importe que te queda por realizar la devolución, dependiendo de cuándo contrataste la hipoteca.

La comisión por subrogación te puede costar, como máximo, un 2% sobre el importe pendiente de tu préstamo hipotecario. Entonces, si te cambias de banco para pasar una hipoteca variable a fija su valor será bastante más bajo.

Según la actual ley hipotecaria, la comisión por subrogación al cambiar del tipo variable al fijo es del 0,15% sobre el importe pendiente. Por otro lado, si tu hipoteca se firmó hace más de tres años, no podrán cobrarte ninguna comisión.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com