¿Cómo elegir la mejor hipoteca del mercado? Aquella que mejor se adapte a tu perfil.

Como-elegir-la-mejor-hipoteca

Recorrer el sinfin de comparadores que hay en la red (no dejan de ser soportes de marketing para entidades) o acudir a el banco de toda la vida suele ser donde empiezan y en muchos casos terminan la intención del cliente por tramitar una hipoteca. Poco asesoramiento y conocimiento por parte de las webs y los distintos criterios de riesgo e intereses creados por parte de las entidades es el motivo por lo que contar con un intermediario financiero (registrado) puede ser una buena opción para ahorrar tiempo, preocupaciones y dinero.

Obtener la mejor hipoteca para cada perfil concreto supone haber adquirido de antemano un extenso conocimiento de la gran variedad que propone el mercado y sus exigentes criterios. No todas las hipotecas son iguales (aunque lo parezca) y el banco de confianza del cliente no tiene porque ofrecerle la mejor opción y muchas de las mejores opciones ni siquiera se publicitan.

A continuación recopilamos una serie de consideraciones a tener en cuenta antes de empezar a tramitar un hipoteca.

1. Realizar una selección de los mejores productos del mercado. Los que mejor tipo de interés tengan y menos vinculaciones, si bien es cierto que éstos productos suelen estar reservados a aquellos clientes que cumplan unos requisitos en materia de ingresos bastante elevados. Es por ello que suelen empezar en este punto las decepciones iniciales y la falta de asesoramiento suele ser el motivo de abandono de la intención por parte del cliente de hipotecarse.

2. En este punto se profundizará si la hipoteca se puede adaptar a nuestra situación económica. En materia de riesgo (¿seremos capaces de hacer frente al pago de la hipoteca?) y para ello el banco tendrá en cuenta los ingresos presentes, pasados y los estimados, pautas de consumo, historial crediticio previo, estabilidad laboral, ahorro, inversión e incluso ciertos aspectos subjetivos como la personalidad.

3. No sobreendeudarse más allá de una cuota que supere el 30% de los ingresos netos es algo que la entidad tendrá también muy en cuenta.

4. Contar con un avalista que aporte una vivienda ya pagada como segunda garantía es positivo para reforzar la solicitud de préstamo con garantía hipotecaria.

Estos son los principales puntos de partida pero si quieres asesoramiento gratuito sobre tu caso concreto no dudes en consultarnos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad