¿Qué supone que el Euribor esté en negativo?

Consecuencias euribor negativo

Ya es una realidad, la tendencia a la baja del tipo de interés Euribor mantiene un constante descenso, siendo mayo el cuarto mes consecutivo que el tipo cierra en cotas negativas (cuando se publican estas líneas está en el -0,16%). Fue en febrero cuando las entidades bancarias se tuvieron que enfrentar a una situación insólita hasta la fecha ya que era la primera vez desde 1999, año de su inicio en circulación, que éste se cerraba en negativo (-0,008). No exento de cierta sorpresa este hecho supuso sus consecuentes dudas y especulaciones sobre un incierto futuro del sector, pero si bien es cierto que a efectos prácticos reales parece tener una limitada o residual incidencia en las cuotas de aquellas personas con préstamos hipotecarios.

¿Pero qué pasaría si al sumar el diferencial pactado con un Euribor negativo mayor diese como resultado un valor también negativo? No es un escenario imposible ya que muchas hipotecas de los años del denominado “boom inmobiliario” las entidades concedían préstamos con diferenciales cercanos al 0,18%. Este hecho singular ya está ocurriendo como veremos al final de este artículo.

Ante estas circunstancias la banca española está promocionando las hipotecas fijas, con tipos de interés por debajo del 3% a 20 años, lo cual nos lleva a pensar que sus pronósticos apuntan a que por lo menos durante un periodo largo de tiempo, el Euribor no subirá. También, podrían optar por aumentar los diferenciales para protegerse de una bajada del índice pero ciertamente con la competencia actual no es probable que se entre en esta guerra de diferenciales a la alza.

Otra de las vías por la que está optando la banca es la de aplicar medidas en sus hipotecas con el fin de prevenir estos “escenarios extraños” en caso de una bajada aún más pronunciada del Euribor. Ante este hecho, las asociaciones que protegen al consumidor como FACUA, OCU o ADICAE (por cierto, algunas a día de hoy en entredicho y con crisis de reputación) han avisado del riesgo de que pudieran volver las cláusulas suelo (las abusivas en todo caso ya que la cláusula suelo cero sigue vigente como veremos).

¿Cómo hemos llegado a esta situación?

El Euribor es un índice que se calcula en base al interés que los principales bancos europeos están dispuestos a prestar a otros bancos. De forma diaria, los 24 bancos más importantes de Europa, se comunican entre sí para informarse a qué tipo de interés prestarán el dinero hoy. El valor anual (Euribor a un año) es el más utilizado para referenciar los préstamos hipotecarios.

Desde que el pasado 10 de marzo, Mario Draghi presidente del BCE, ampliara la cantidad y el plazo de su programa de deuda pública y privada, bajando el tipo de interés oficial de la eurozona a cero y reduciendo el tipo de los depósitos hasta -0,4%. Además, podría darse el caso de que el BCE pagará a la banca hasta 0,04% por la liquidez que le presta a largo plazo si las entidades aumentan el volumen de sus préstamos a la economía real.

En este gráfico, se puede apreciar la evolución que a sufrido el Euribor desde su creación, reflejando de forma clara, las diferentes etapas por las que ha atravesado durante su creación hasta el momento.

media historica euribor

Cláusula cero: La solución que han encontrado los bancos para hacer frente al Euribor en negativo. ¿Legal o ilegal?

La cláusula cero básicamente establece que el interés más bajo (Euribor sumado con diferencial) en ningún caso podrá ser inferior al 0%, independientemente de la tendencia futura que tenga el Euribor. La controversia de esta medida ha generado un cruce de acusaciones por parte de la banca y las asociaciones de consumidores.

Por un lado, las asociaciones argumentan su defensa basándose en que, de igual manera que la banca aplica automáticamente las subidas de tipos, también debe hacerlo con las bajadas, incluso cuando éstas entren en negativo. A su juicio, el hecho de aplicar intereses negativos durante un periodo determinado de tiempo, no altera el carácter del contrato del préstamo, dado que si se calcula el TAE desde la formalización del mismo, el resultado siempre será positivo para la banca. Además, creen que sería un buen gesto, que la banca introdujera una cláusula techo a la que los hipotecados puedan acogerse y así plantear una igualdad de condiciones. De no ser así, únicamente es el usuario quien asume el riesgo y por ello consideran que es abusiva. En declaraciones recientes, afirman que en el supuesto caso de que los intereses aplicables a los consumidores lleguen a ser negativos, tomarán todas las acciones legales que estén en su mano para obligar a los bancos a cumplir el contrato.

Como era de esperar, la banca no está de acuerdo con el punto de vista de las asociaciones y se escudan en que la posibilidad de pagar a un cliente por tener un crédito, sería algo contradictorio dentro del mercado bancario tal y como se conoce hoy en día. Insisten en la legalidad de la cláusula suelo cero poniendo como ejemplo su antecesora (y en muchos casos abusiva) cláusula suelo de la cual ha creado jurisprudencia favorable al consumidor pero no por la cláusula en sí, sino por la manera en que se comercializaron.

Por último, los expertos del sector financiero declaran que actualmente existe cierto “vacío legal” sobre el tema y de ahí la consecuente diferencia de interpretación de la Ley según los intereses de cada parte a expensas de concretarse con una resolución judicial.

¿Existen entidades bancarias que ya están pagando a sus clientes por la hipoteca?

Que un banco pague a su cliente por su hipoteca puede parecer imposible. Esa sería una apreciación lógica y llena de sentido en otros tiempos pero hoy ya es una realidad. Es por ejemplo el caso de Dinamarca, país en el que ya hay más de 750 personas que cobran por su hipoteca. Esto es debido a que hace aproximadamente cuatro años que el país escandinavo se encuentra en un entorno de política monetaria negativa. Sus países vecinos, Suiza y Suecia, atraviesan por la misma situación, es la estrategia por la que han optado para tratar de mantener sus divisas bajo control frente el euro. Parece que ha surgido efecto, ya que la prestigiosa consultoria, Moody’s Investors Service, ha declarado que las presiones alcistas sobre la corona han desaparecido por completo.

El caso español

Uno de los bancos más importantes de nuestro país, Bankinter, ya se ha visto obligado a deducir parte de los intereses de la hipoteca de un cliente por culpa de la caída de los tipos de interés.

¿Cómo puede ser? Pues es más sencillo de lo que parece. El cliente contrató su hipoteca en el año 2006 y en vez de referenciarla al Euribor, utilizó el Libor para francos suizos a 1 mes más un diferencial de 0,5 puntos porcentuales. Como este índice ha caído al -0,8%, el interés que el cliente debe pagar es negativo, por lo tanto, el banco se ha visto obligado a deducirle parte del principal que debe.

¿Este puede ser el primer caso de otros muchos? La respuesta es incierta pero desde RN Tu solución hipotecaria mantendremos el compromiso de asesorar  de manera independiente en todo momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad