¿Qué sorpresas que se pueden esperar en 2021 para las hipotecas?

sopresas hipotecas 2021

¿Qué sorpresas que se pueden esperar en 2021 para las hipotecas?

El mercado hipotecario sentó sus bases a finales del 2020 y el año recién estrenado parece que puede atraer alguna que otra sorpresa. El panorama ahora mismo invita a la reflexión y a pensar qué se puede esperar a lo largo del año. Sobre todo, para aquellos usuarios que quieren hipotecarse en estos momentos.

En general, el 2021 promete ser un año de gran interés. Por una parte, el Euribor se encuentra en mínimos históricos, y previsiblemente terminará el mes de enero con una media por debajo del -0,5%. Mientras, países como Dinamarca ya están ofreciendo hipotecas fijas al 0%. Es por eso que la primera conclusión es que en el presente ejercicio se puede ver la mayor oferta del mercado hipotecario de la historia.

Eso sí, hay algunos factores que hay que tener presentes y que pueden ser las sorpresas del 2021. ¿Cuáles son estos puntos a los que hay que atender? Especialmente, los que derivan de este escenario que se ha creado debido a la crisis ocasionada por la pandemia del Covid-19.

El primer lugar, cabe esperar que las entidades financieras sean más exigentes a la hora de conceder préstamos. Es muy probable que los requisitos para acceder a una hipoteca en 2021 sean igual o más estrictos que los que existen en la actualidad.

El motivo es claro: como consecuencia de la crisis económica la situación financiera de muchos hogares empeorará, lo que hará aumentar los riesgos de impagos. Por eso, para minimizar ese riesgo, la banca puede ser exigente a la hora de analizar todos los factores y de dar luz verde a las solicitudes hipotecarias.

Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria: “esto puede hacer que los clientes con un perfil más bajo tengan dificultades a la hora de tener una hipoteca disponible”. Así, también resultará difícil conseguir una financiación de más del 80% de la compra del inmueble, a pesar de que los solicitantes con una mejor situación financiera aún podrían obtener más de ese porcentaje si negocian con la entidad bancaria. “También, si recurren a un intermediario financiero, lo cual es esencial en un escenario como el actual”, añade Gulias.

Además, cabría esperar que el Euribor toque suelo durante el primer trimestre del año, aunque se quede en esos niveles durante mucho tiempo. A ello, hay que sumarle que es poco posible que las entidades bancarias rebajen los diferenciales de sus hipotecas variables.

Con relación a las hipotecas a tipo fijo, puede ser que los bancos continúan incentivando su contratación, puesto que les reportan mayores ingresos que las variables. Eso sí, las fusiones bancarias que se pueden esperar pueden alterar este panorama. Como tal, habrá que ver si la banca digital, que ha sido una de las grandes dinamizadoras de este segmento, tiene capacidad de plantear ofertas agresivas para empujar a otros bancos a reconfigurar su gama de productos.

Asimismo, se espera que las subrogaciones ganen presencia. Precisamente por esa necesidad de obtener una mayor rentabilidad los bancos seguirán interesados en prestar dinero para la compra de viviendas.

Como la demanda, casi con seguridad, no será suficiente por culpa de la crisis económica, es muy posible que mantengan activo el mercado de las subrogaciones de acreedor, en el que se ofrecen a asumir hipotecas vigentes de otros bancos a cambio de mejorar sus condiciones. La competencia será feroz entre los bancos ganar nuevos usuarios.

De hecho, esta vía de ingresos ha sido muy importante para la banca durante el 2020, especialmente cuando la demanda de hipotecas descendió por el confinamiento entre marzo y junio. De este modo, los que tengan una hipoteca con unas condiciones peores que las del mercado actual aún tendrán acceso a muchas ofertas para abaratarlo mediante un cambio de banco.

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com