¿Qué tienes que saber sobre los seguros que hay que contratar con la hipoteca?

seguros que hay que contratar con la hipoteca

¿Qué tienes que saber sobre los seguros que hay que contratar con la hipoteca?

Comprar una casa es un proceso lento y que requiere tener una serie de conceptos claros. Más aún en el clima actual en el que se han producido muchos cambios por parte de las entidades financieras. Y es que lo habitual es que cuando quieras contratar un préstamo hipotecario tengan que ir una serie de productos asociados para tener mejores condiciones: es el caso de los seguros.

Como punto de partida hay que clarificar dos de los seguros fundamentales que suelen aparecer a la hora de solicitar un préstamo hipotecario para comprar una vivienda, el seguro de vida vinculado a la hipoteca y el seguro de hogar de la vivienda que vamos a adquirir.

En primer lugar, el seguro de vida vinculado a la hipoteca, como su propio nombre indica se trata de un seguro que asocia la hipoteca, el solicitante y la protección del banco o entidad financiera. Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria: “esto se hace de manera que el seguro viene a asumir como cobertura el importe de la hipoteca en caso de fallecimiento del titular”.

Como es natural, se trata de un préstamo de protección para las entidades financieras que conceden hipotecas. Generalmente estos seguros suelen ofrecerse asociados a la propia hipoteca, y en algunos casos, como condición y elemento de bonificación al tratarse de un producto vinculado. Es decir, es un seguro necesario, aunque no obligatorio, a menos que las condiciones particulares de la entidad financiera así lo indican como herramienta de contratación.

Por otro lado, está el seguro de hogar de la vivienda a hipotecar. “Un error común con el seguro de hogar de la vivienda que vamos a hipotecar es que estamos obligados a contratarlo con la entidad financiera en la que solicitamos el préstamo hipotecario”, explica Gulias antes de añadir que, “esto no es así”.

Es verdad que muchas entidades financieras buscan vincular al usuario con el máximo de productos financieros posible, y, los seguros de hogar vinculados a los préstamos hipotecarios, es una herramienta bastante común.

No obstante, al no tratarse de una contratación obligatoria, lo que suele hacerse es vincular una bonificación o mejora sobre el diferencial (u otras condiciones de la hipoteca) cuando se contrata el seguro que la propia entidad.

Habitualmente, en estos casos lo adecuado es comparar. Ya sabemos que existe la posibilidad de comparar en el mercado una gran cantidad de productos, incluyendo los seguros, por tanto, esta comparativa es relativamente sencilla.

A comparar lo que hacemos es valorar, por un lado, el ahorro que no supone anualmente el diferencial bonificado, y por otro lado el coste de seguro comparado con la media de este tipo de póliza del mercado.

Habrá usuarios para los que la diferencia sea escasa, y no les merezca la pena la modificación, habrá otros usuarios que, por el contrario, no tener una diferencia sustancial y prefieran contratar el seguro de hogar en otra entidad aseguradora diferente, para ahorrar la diferencia entre la bonificación y la mejora de precio.

En definitiva, es muy importante antes de contratar una hipoteca revisar los condicionantes a la hora de las bonificaciones o ventajas que el producto puede llegar a ofrecer, ya que éstas pueden intervenir de manera decisiva en el coste final de la hipoteca.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com