¿Puedes pedir una hipoteca a cualquier edad?

pedir una hipoteca a cualquier edad

¿Puedes pedir una hipoteca a cualquier edad?

El acto de solicitar una hipoteca no solo es común en los jóvenes que buscan una primera vivienda, sino que también se extiende a edades más avanzadas: bien como segunda residencia o como potencial inversión. La cuestión es, si necesitamos de un préstamo hipotecario, ¿podemos solicitarlo a cualquier edad o existe algún tipo de límite legal o extraoficial?

Para ello, hay que comenzar el análisis desde el principio. Los bancos analizan detenidamente cualquier tipo de detalle cuando vamos a pedir financiación. Como bien sabemos, esto tiene que ver con los aspectos relacionados para tener el visto bueno del crédito: solvencia, capacidad de pago, volumen de deudas y un largo etcétera.

Dentro de estos criterios en los que se fijan las entidades financieras se encuentra, efectivamente, la edad. No es algo que sea muy importante, pero que sí es tenido en cuenta por parte de la banca. Los años que tenemos actúa como un límite a la duración de la hipoteca, lo que terminará repercutiendo sobre el importe que podemos pedir de financiación con nuestra capacidad para endeudarnos.

Dicho de otro modo que pueda ser más comprensible: no existe una edad máxima para que te concedan la hipoteca, pero sí una en la que la entidad querrá que hayas terminado de pagar el préstamo. Esa edad límite depende de cada entidad financiera, pero suele moverse entre los 70 y los 75 años.

Teniendo en cuenta esta referencia, ¿cuál sería la edad máxima media para poder pedir una hipoteca sin tener alguna complicación? Pues más o menos el umbral de los 65 años podría ser la edad máxima a la que pedir y conseguir un préstamo hipotecario, pese a que depende, como hemos indicado anteriormente, de cada banco.

Necesitamos conocer que la edad es solo uno de los parámetros que las entidades financieras tienen en cuenta al estudiar cada petición de hipoteca. Hay otros elementos que se tienen en cuenta, como tus ingresos y lo estables que son, cuánto dinero tienes ahorrado o el propio valor de la vivienda que quieres comprar.

Si todos estos elementos son positivos, podemos conseguir una hipoteca independientemente de tu edad, pero si no lo son, que seas joven tampoco te ayudará a lograr la financiación para tu vivienda.

Por ejemplo, con 50 años podremos conseguir una hipoteca sin lugar a duda, siempre que cumplas con el resto de los requisitos. Lo que se limita a partir de esa edad es la duración del préstamo.

Supongamos que pides la hipoteca con 50 años y que la entidad establece los 75 años como edad máxima a la que debes haber terminado de pagar el préstamo. En ese caso solo podrás solicitar una hipoteca de 25 años de duración.

¿Y si estamos jubilados podemos hipotecarnos? Pues la respuesta es que sí. El haberse jubilado no es impedimento para firmar una hipoteca. De hecho, una de las ventajas es que tus ingresos serán mucho más estables que con tu salario. Por el contrario, la desventaja es que la hipoteca a la que podrás acceder tendrá una duración limitada.

Además, la edad no tiene por qué influir en el porcentaje de financiación, aunque sí puede ser un hándicap. La razón es que tendrás menos años para pagar y eso puede hacer que la cuota sea elevada. Hay que incidir en que no todas las entidades financieras ofrecen hipotecas por el 100% de la vivienda.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad