¿Puedes desgravar la hipoteca en la declaración de la renta?

desgravar hipoteca renta

¿Puedes desgravar la hipoteca en la declaración de la renta?

Ahorrar dinero en la declaración de la renta es un concepto que muchos de los contribuyentes buscan cada año. A nadie le amarga un dulce y menos si es en forma de ahorro en la renta. Si tienes una hipoteca o estás pensando en comprar casa y necesitas una, es normal que te preguntes si las hipotecas desgravan.

De hecho, todos los artículos e informaciones para pagar menos impuestos en el IRPF la incluyen como una de las alternativas. ¿Qué hay de cierto en ello? Una verdad a medias. Y es que hoy en día no todo el mundo puede desgravar su hipoteca. ¿Quiénes pueden y en qué condiciones en concreto?

Primeramente, para conocer si podemos desgravar la hipoteca hay que fijarse en las condiciones que marca la Agencia Tributaria. En concreto, actualmente hay tres requisitos para poder deducir lo que pagas de hipoteca: que la hipoteca se haya destinado a la compra de vivienda, que hayas comprado la casa antes del 1 de enero de 2013, y que la casa sea tu vivienda habitual.

Estos tres requerimientos dejan fuera de la deducción por compra de vivienda habitual las ampliaciones hipotecarias para pagar una reforma o las hipotecas para comprar la casa de la playa, por ejemplo.

Únicamente podemos desgravar por la casa en la que realmente vivamos desde hace al menos tres años, la que Hacienda llama “vivienda habitual». ¿Y si cambiamos la hipoteca de entidad? En una subrogación hipotecaria sí podemos desgravar en caso de que la hipoteca en la que te subrogas cumpla los requisitos.

¿Tienes una hipoteca anterior a 2013 y nunca la has cambiado? En RN Tu solución hipotecaria tenemos una amplia gama de hipotecas para que elijas la que mejor se adapte a ti. Consúltanos, nuestro análisis es gratuito.

¿Y cuánto es lo máximo que podemos desgravar por la hipoteca? La deducción por compra de vivienda no es infinita. Hacienda pone unos límites a las cantidades que se pueden desgravar. Da igual lo que paguemos de hipoteca al año o si hemos decidido adelantar parte del préstamo, el porcentaje de deducción aplicable a la base será normalmente del 15%, con el límite máximo de 9.040 euros anuales. Es decir, solo podremos deducirnos un máximo de 9.040 euros.

Dentro de esas cantidades aportadas se puede sumar tanto la cuota como los seguros contratados junto con la hipoteca. Esta es la forma de reconocer que este tipo de pólizas obligatorias no siempre son el mejor negocio para nosotros como hipotecados.

Quienes puedan desgravar la hipoteca tendrán que esperar a hacer el IRPF. Cuando llegue el momento, el programa Renta Web de Hacienda nos informará que tenemos un préstamo hipotecario y nos preguntará si es de una vivienda adquirida antes de 2013 que constituya la residencia habitual.

En caso afirmativo, sólo habrá que marcarlo y los datos se trasladarán a nuestro borrador de la renta. A partir de ahí, sólo tendremos que revisar los porcentajes de propiedad si compramos la vivienda con otra persona y ya estaremos desgravando por la hipoteca.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com