¿Qué pasa si te retrasas en el pago de la hipoteca?

retraso pago hipoteca

¿Qué pasa si te retrasas en el pago de la hipoteca?

Seguramente muchas veces nos hemos podido plantear qué conlleva exactamente no pagar a tiempo la cuota de nuestro préstamo hipotecario. ¿Pasa algo? ¿Hay implicaciones realmente graves?

La realidad es que retrasarnos en el pago de la hipoteca puede tener consecuencias fatales para nuestra economía personal. ¿Por qué? Especialmente porque el crédito lleva asociados unos intereses de demora con la entidad bancaria, que son mucho más elevados que otros tipos de intereses.

En muchas ocasiones los bancos incorporan unas cláusulas en los contratos donde, entre tanta letra pequeña, deja claro que de no pagarse las cuotas que se forman en el tiempo en el que se establece en el contrato se denuncia al cliente y se le mete en la lista de morosos. Es un proceso que puede ser perjudicial para el usuario.

Existen muchas personas que, tras estar en desempleo, llegan a la situación de pagar la hipoteca o quedarse sin comer. Esto les lleva a tratar de buscar una solución al entuerto en el que se han metido. Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria: “lo mejor es recibir una asesoramiento de un profesional para conocer lo que se debe hacer en todo momento”.

La idea es recibir el asesoramiento sobre las posibilidades con las que se cuenta a la hora de negociar con el banco para encontrar una solución e incluso ver si es factible la dación en pago ante la imposibilidad de pagar la hipoteca para los casos más graves.

Uno de los factores que tiene una hipoteca es que la garantía de pago es la vivienda que has comprado gracias al dinero prestado por la entidad. Esta es la razón por la que cuando se te denuncian por impago y se ejecuta la hipoteca, el inmueble se lleva a subasta.

Si ocurre que el valor de la casa es inferior a la deuda, te puedes encontrar con que tienes que responder con el resto de tus bienes. Sí además otras personas te han avalado con alguna propiedad, también tendrás que responder con esta propiedad.

De este modo, si nos encontramos en una situación de este calado, estaríamos ante un verdadero problema. Además, en el caso de tener avales, no solo nosotros sufriríamos las consecuencias del impago de la hipoteca, sino que nuestros padres o quienquiera que nos haya avalado podría sufrir las drásticas consecuencias: responder con sus bienes para saldar esa deuda. De ahí al problema de no pagar el préstamo hipotecario.

Por tanto, lo más aconsejable para que nos quede todo claro y no nos llevemos sorpresas desagradables es que nos asesore un abogado o un buen intermediario hipotecario para tratar de visualizar cuál es el mejor camino para que el tema de la hipoteca con el banco se solucione de la mejor manera para las partes. Y es que la entidad tiene como principal deseo no pagar dinero, mientras que nosotros estamos interesados en salir de la mejor manera posible de la situación; bien pagando menos al mes o incluso liberándote del inmueble si resulta imposible afrontar los pagos.

Se aconseja que cuando tengamos un impago de la hipoteca nos pongamos rápidamente en contacto con un especialista del sector para recibir asesoramiento sobre cuáles son las consecuencias del impago y que estas no terminen siendo irreparables.

Con el asesoramiento debido tendremos mayor confianza en nuestras posibilidades y sabremos de manera más didáctica como defender nuestros derechos, algo que siempre es algo a considerar. Siempre hay que disponer de la mejor información para evitar grandes sustos en el plano de las finanzas personales.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com