¿Cómo será el alquiler tras la pandemia del covid-19?

futuro alquiler vivienda tras covid

¿Cómo será el alquiler tras la pandemia del covid-19?

La crisis sanitaria que ha azotado al mundo sigue arrastrando un sinfín de dudas sobre lo que puede suceder a partir de ahora, también en el mercado del alquiler. Muchas personas tienen ahora más dificultades para pagar las cuotas mensuales y de ahí a que se pregunten si tienen la posibilidad de abaratar las cantidades que emplean cada mes a su arrendamiento habitual. ¿Va a cambiar la epidemia el entorno del alquiler?

En primer lugar, claro está que la inestabilidad económica, puede provocar bajadas en los alquileres que se están pagando actualmente, pues los propietarios prefieren una pequeña disminución de la renta y mantener un buen inquilino. Además, se han visto negociaciones temporales, que han provocado una bajada de renta para intentar amortiguar el problema del coronavirus. En el mercado del alquiler hemos visto que la gran mayoría de negociaciones fundamentadas han sido aceptadas.

Por lo pronto, el mercado del arrendamiento de viviendas en las grandes ciudades ha tardado más en registrar caídas generalizadas en los precios que la compraventa desde el avance del parón económico provocado por el covid-19 en marzo. De media, en los mayores mercados como Madrid, Barcelona, Valencia o Málaga los alquileres han bajado un 1,8% en el último mes.

La demanda ha experimentado un ligero descenso, tras las limitaciones a las que se ha sometido la movilidad de los ciudadanos. Pero el verdadero punto de inflexión se encuentra en el lado de la oferta. Una gran cantidad de los pisos que se destinaban a los arrendamientos turísticos ha pasado al mercado convencional.

¿Este panorama abre la posibilidad a que el mundo del alquiler se vea modificado con el paso de los años? Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria, ya no hay vuelta atrás para la transformación: “Va a cambiar rotundamente”. Desde su punto de vista, como no hay medidas reales, además de haber miedo y desprotección total al propietario, se va a endurecer el alquiler y se va a restringir.

“Por otro lado, sí que vamos a ver bajadas de precios, pero solo van a poder acceder al alquiler las personas que aporten garantías suficientes”, apunta Gulias. Por tanto, cabría esperar tener un mercado del alquiler un poco más económico, pero más cerrado. De este modo, para conseguir un mercado del alquiler dinámico y que haya oferta suficiente, que será lo que haría bajar los precios, se requeriría una protección jurídica a todas las partes.

“Por ejemplo, una protección al propietario en caso de impago, o en caso de ocupación, hace que el mercado sea dinámico y que se pongan más viviendas en alquiler y así empujar los precios hacia abajo”, comenta Gulias.

De esta manera, ahora el mercado se va a cerrar a aquellas personas que no aporten garantías suficientes. Se prefiere poner a la venta o dejar cerrado un inmueble antes que tener incertidumbre de impago. Esas son las principales situaciones que se pueden dar con los arrendamientos como consecuencia del covid-19.

No obstante, otra de las alternativas como usuario es explorar el mercado hipotecario siempre y cuando nos lo podamos permitir. Y es que se espera que los precios se abaraten como consecuencia del impacto del covid-19. Abre oportunidades que quizá antes no había y es probable que, como clientes, podamos obtener una de las propuestas de financiación más ventajosas de los últimos años.

Hasta ahora la guerra hipotecaria ha sido de bastante entidad por parte de los bancos. Sin embargo, se espera que esa tendencia siga al alza durante los próximos meses en aras de conseguir un mayor volumen de usuarios, aunque se estima que las condiciones para las concesiones de hipotecas se endurezcan algo por el repunte de la morosidad.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com