Hipotecas fijas más caras. ¿El escenario esperado para los próximos meses?

hipotecas fijas mas caras 2020

Hipotecas fijas más caras. ¿El escenario esperado para los próximos meses?

El mercado hipotecario no espera grandes cambios para el 2020. Eso sí, a pesar de que las hipotecas a tipo variable seguirán teniendo un precio extremadamente bajo, el próximo año muy posiblemente se vean un mayor auge de las hipotecas fijas, aunque su coste podría ser mayor del que presentaron durante el pasado ejercicio.

La realidad es que las entidades bancarias han desarrollado una auténtica guerra de precios para lograr una mayor captación de este tipo de productos. Sus márgenes estrechos han llevado a una dinámica sin control ante el mayor descenso en firmas de hipotecas desde 2013. Un reto en el que se ha pretendido aumentar la oferta.

Una de las causas más importantes ha sido la elaboración y la posterior implementación de la nueva Ley de Crédito inmobiliario, que entró en vigor a mediados del mes de junio. La meta de esta nueva normativa es aumentar la transparencia y la seguridad de cara a las entidades financieras y a los clientes, adecuando la legislación española a los estándares europeos en este escenario.

De este modo, su entrada en escena ha sido revolucionaria. No obstante, su puesta de largo acarreó ciertas ineficiencias y retrasos en las firmas de hipotecas. Aun así, a largo plazo puede ayudar a estabilizar el mercado hipotecario y a sentar las bases para su potencial crecimiento, cuando las circunstancias lo permitan. Con su aplicación se busca evitar el aumento de procesos judiciales que han aparecido en los últimos años con respecto a las cláusulas suelo, la paralización de los desahucios o los gastos.

Pero este ámbito repercute en la mayor concesión de hipotecas fijas, que ha sido una tendencia que se ha ido implementando en los últimos años. La economía europea se está recuperando, pero sigue muy débil. Hay razones para el optimismo, los riesgos serán menos evidentes y vamos en la buena dirección, pero los tipos de interés del BCE no cambiarán en 2020, según la mayoría de los expertos.

Por tanto, según expone Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria: “La consecuencia más inmediata será el alargamiento en el tiempo de un coste muy bajo de las hipotecas variables, cuyos tipos de interés se forman sumando el Euribor”. Pese a ello, la proporción de hipotecas fijas, “podría seguir avanzando este año” pese a algunas señales de agotamiento, añade.

La coyuntura sí que es lo que resulta más preocupante. El miedo más grande es que continúe la progresiva desaceleración que la economía española lleva sufriendo los dos últimos años. Un entorno que genere una disminución de la demanda y un endurecimiento de los requisitos para contraer una deuda hipotecaria resultaría en un mercado estable o ligeramente a la baja.

Por otra parte, en el marco de unas observaciones generales de los mercados en las que se rechaza completamente el miedo irracional, podría producirse algún repunte cíclico, alimentado por una demanda de crédito hipotecario solvente y sólida, aunque en el conjunto del stock de hipotecas, los volúmenes amortizados seguirán superando los de nueva concesión.

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com