¿Qué tener en cuenta en la hipoteca de una segunda vivienda?

hipoteca segunda vivienda

¿Qué tener en cuenta en la hipoteca de una segunda vivienda?

Muchas personas desean tener una segunda vivienda. Llama la atención poder disponer de un inmueble en la playa, en la montaña, o como inversión. Hay múltiples motivos que hacen que los usuarios se decanten por ello, pero todo atiende a un mismo denominador: para adquirir una segunda vivienda lo más habitual es que se tenga que pedir un nuevo préstamo hipotecario.

¿Estos créditos son iguales que los primeros? Lo son en esencia, pero tienen sus particularidades. Las dos son hipotecas, aunque con pequeñas diferencias que es necesario saber. La principal distinción de una hipoteca para una segunda casa son detalles como el importe máximo del préstamo, las comisiones o el plazo. Son variables diferentes con respecto a la compra de una vivienda habitual.

Tanto es así que la mayoría de los bancos no cuenta con hipotecas para segunda vivienda concretamente. De este modo, tendremos que negociar sobre la base de una hipoteca al uso, solo que con algunas que otras restricciones. ¿Qué es lo más importante que tenemos que conocer al respecto?

Según apunta Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria, hay conceptos que siempre hay que atender como cliente: “es fundamental ver los ahorros iniciales de los que se dispone, así como el importe máximo de la hipoteca, los productos vinculados, el tiempo para devolver el dinero y las comisiones que se nos aplican”.

Para ello, según añade, es importante contar con un buen asesoramiento: “rodarse de un buen profesional que consiga unas condiciones óptimas es esencial para tener un ahorro de costes en el largo plazo”.

En esta línea, una de las principales cuestiones es si una hipoteca para una segunda vivienda puede tener una financiación del 100%. Y es que, de forma habitual, los créditos para un segundo inmueble no superas el 70% del valor de la casa. Dicho de otro modo: si no hemos ahorrado el 30% del precio de compra más los gastos de constitución, tendremos que olvidarnos del sueño de una casa en la playa o en la montaña.

Sin embargo, es cierto que un bróker hipotecario que está acostumbrado a tratar con las entidades bancarias puede conseguir condiciones que te permitan una financiación que se ajuste a tus necesidades.

Por otra parte, también es habitual que nos exijan contratar productos adicionales para concedernos la hipoteca o, mejor dicho, para hacernos una oferta más atractiva. Además del clásico seguro de vida y seguro de hogar, aquí es donde se suman planes de pensiones y otros productos de inversión.

Asimismo, otra de las características de las hipotecas para segunda vivienda es que el plazo de amortización es menor. Esto quiere decir que tendremos que devolver el dinero en menos tiempo.

Pero en realidad no debes preocuparte por el plazo si acudes a un profesional. El experto en hipotecas que estudie tu caso te dará toda la información necesaria para que elijas el plazo que se ajuste a tus necesidades y te permita afrontar la hipoteca para tu segunda casa.

En última instancia, está la preocupación por las comisiones. No obstante, la intermediación hipotecaria servirá para que el coste de tu segunda vivienda sea el menor posible y puedas llegar a abonar los tipos más bajos del mercado.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com