¿Hipoteca fija o variable? Lo que puede interesarte con el Euribor en mínimos

Hipoteca fija o variable hoy

¿Hipoteca fija o variable? Lo que puede interesarte con el Euribor en mínimos

Los efectos de la pandemia han causado mucha incertidumbre dentro del mercado hipotecario. No obstante, los gobiernos y los bancos centrales han intervenido con medidas de estímulos monetarios, además de prever unos tipos de interés en mínimos durante los próximos años. Eso ha llevado a que el Euribor haya vuelto a recuperar la senda a la baja al establecerse en el -0,356%.

El índice hipotecario venía de desarrollar un camino alcista, pero empezó a cambiar el signo en el mes de junio después de la ampliación del programa especial que el BCE puso en marcha contra la pandemia. También, por esas expectativas en cuanto a las políticas monetarias por parte de la institución monetaria. Y es que, al haber más liquidez en el sistema, las entidades bancarias limitan la resistencia a financiar, lo que termina relajando el Euribor.

De ahí a que lo que pase con el indicador va a depender del momento en el que se constate una recuperación de la economía y de la aceleración con la que esta se produzca. Eso repercutirá sobre las decisión del Banco Central Europeo y, por ende, sobre los bancos. Es lo que marcará el camino.

Los expertos estiman que el indicador no tenga grandes aumentos hasta, por lo menos, bien entrado el 2022. Frente a esa perspectiva y con la estrategia que muchos bancos tienen para conceder hipotecas con intereses bastante reducidos, cabe la duda sobre qué tipo de crédito hipotecario es más conveniente. El eterno debate del tipo fijo o el tipo variable.

Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria cree que el sector hipotecario no se va a encarecer: “vamos a tener meses con tipos de interés muy baratos tanto en los tipos fijos como en las hipotecas variables”. Y añade: “La banca necesita buenos clientes para tener rentabilidad y estabilizar la morosidad y veremos campañas de captación de buenos clientes durante los próximos meses, a pesar de la situación del coronavirus”.

La hipoteca es el producto más fidelizado y más rentable, ya que para conseguir el mejor tipo de interés la mayoría de las hipotecas tienen productos, mayoritariamente seguros, que bonifican el tipo al contratarlos. Además, si no se cumple con ellos el tipo de interés sube y da rentabilidad a la operación.

“Cabe destacar que las ofertas que van a hacer las entidades en los próximos meses serán enfocadas al tipo fijo, pues vamos a tener un Euribor muy bajo debido a la inestabilidad económica y las entidades no van a ofertar tipos variables atractivos”, comenta Gulias.

Aun así, con la cotización del Euribor en negativo desde hace bastante tiempo, el tipo de interés aplicado a los préstamos son muy bajos y en consecuencia las cuotas son más asumibles. Aunque es cierto que se espera unas ofertas de peor calidad por parte de las entidades bancarias. Es aconsejable hacer un ejercicio de previsión en el que se calcule en cuánto se quedaría la cuota a pagar si el Euribor se incrementa al 1% o a niveles superiores.

Por su parte, las hipotecas fijas, como su nombre indica, tienen un interés que se mantiene constante durante todo el plazo. La realidad es que, en los contratos vinculados con productos o condiciones si se incumplen o se prescinde de alguno de ellos, si tiene la posibilidad de aumentar.

Es por eso que es recomendable firmar créditos hipotecarios a tipo fijo sin vinculaciones, aunque sean mínimas. Con todo, este producto es la opción más estable, dado que permite pagar la misma cuota cada mes de principio a fin de la hipoteca. Lo que sí hay que presente es que los tipos de interés fijo siempre son más elevados que los variables, pero la banca lleva mucho tiempo abaratando su gama de productos.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com