¿Qué hay que tener en cuenta para calcular la hipoteca?

calcular la hipoteca

¿Qué hay que tener en cuenta para calcular la hipoteca?

La mayoría de los usuarios desea tener la mejor financiación que mejor se adapte a su perfil para la compra de su vivienda. Para ello resulta conveniente comparar y calcular la hipoteca. Conocer cuál puede ser la cuota que se va a pagar, así como el capital total que se abonará durante toda la vida del crédito.

Concretamente, estos dos conceptos resultan fundamentales para trazarse una meta clara sobre las posibilidades que se tienen de pagar la hipoteca. Si no somos amantes de los números, no nos debemos preocupar, pues hay varias formas que puedes tener en cuenta para hacer el cálculo. Además, de varios conceptos que tienes que tener presente.

En relación a esto último, es fundamental que sepas el coste total del préstamo. Más allá del tipo de interés, al calcular la hipoteca es importante fijarnos en lo que cuesta la financiación al completo. Esto se traduce en calcular cuánto se paga en conjunto, incluyendo el capital, el porcentaje de intereses, el precio de la vinculación y las posibles comisiones que aplican las entidades bancarias.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la vinculación no es gratis. Y es que muchos bancos ofrecen una bonificación del tipo de interés de sus hipotecas a cambio de que contratemos uno o varios productos combinados, que suelen ser seguros de hogar, planes de pensiones, seguros de vida, tarjetas de crédito y un largo etcétera.

Estos productos aumentarán, como es de esperar, el coste total de nuestro préstamo. De ahí a que si queremos comparar varias hipotecas es muy importante que hagamos una valoración de la oferta bonificada y sin bonificar para estimar si la contratación de un tipo de interés reducido nos saldría rentable o si, por el contrario, es mejor rechazarlo.

Asimismo, se debe considerar que las posibles comisiones también suman. En aras de realizar la financiación de la adquisición de una vivienda, la entidad bancaria podría exigirnos el pago de una comisión de apertura. Actualmente, existen muchas hipotecas libres de este cobro, pero, en el caso de tenerlo, será el banco el que tome la decisión de cuánto nos quiere cargar, dado que este porcentaje no está regulado por ley en estos momentos.

También, pese a que en una primera instancia no afectaría al coste total del préstamo, resulta de interés comprobar la comisión por amortización anticipada total o parcial. Esta información podría ser relevante si contemplásemos la posibilidad de poder adelantar parte del capital antes de tiempo y no quisiéramos pagar más dinero.

Así las cosas, ¿de qué manera podemos comparar? La principal alternativa es hacerlo a través de un bróker hipotecario. Esta figura es un intermediario que negocia con las entidades bancarias una hipoteca con unas condiciones que el usuario por su cuenta no puede obtener de ninguna manera.

Según explica Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria: “Se encargará de buscar las ofertas hipotecarias que se adapten a nuestras necesidades, por lo que no tendremos que invertir tiempo (si no lo tenemos) en acudir a los bancos”. En este sentido, esta figura tendrá la capacidad de poner sobre la mesa distintas ofertas y podrás conocer de primera mano cuáles serán las condiciones de las hipotecas, tanto en cuota como el capital total. “La transparencia es fundamental”, concluye.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com