¿Qué es la ITE?

que es la ite

¿Qué es la ITE?

Si tienes un vehículo a buen seguro te tiene que sonar forzosamente el paso de la ITV. Pues bien, la ITE de los pisos es algo muy similar. Por eso, requiere que nos detengamos para explicarlo correctamente y que el concepto te quede lo más claro posible: cuándo hay que pasarla y cómo se realiza.

En primer lugar, centrándonos en el concepto, la ITE son las siglas de Inspección Técnica de Edificios. Esta evaluación es obligatoria y sirve para comprobar el nivel de seguridad del inmueble y que los propietarios se han encargado de su rehabilitación y conservación. Diferenciándose de la ITV, la ITE no depende de ti como dueño de la vivienda, sino de la comunidad de propietarios, que es quien debe solicitarla.

¿Y cuándo hay que pasarla? Desde 2012 todos los edificios de más de 50 años en municipios de más de 25.000 habitantes deben pasar la ITE, salvo que la comunidad autónoma tenga otra normativa específica.

Según apunta Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria: “además, una vez cumplan el medio siglo tendrán que superar la inspección por lo menos una vez cada 10 años”. En aras de conocer la antigüedad del edificio puedes consultar el año de construcción en el catastro o usar el certificado de fin de obra o la licencia de primera ocupación.

La siguiente cuestión tiene que ver con saber cómo se realiza. De la ITE se encarga un técnico cualificado, que visitará la casa para valorar su estado, exactamente igual que el mecánico con el coche.

En este sentido, el proceso de la ITE es muy cómodo y se puede resumir en tres pasos: En primer lugar, solicitar cita, igual que con la ITV. Recuerda que la inspección debe realizarla un profesional homologado, que puede ser un aparejador, un arquitecto o un ingeniero de edificaciones.

El siguiente paso es el de la inspección del edificio, que habitualmente se limitará a las zonas comunes y estructuras. Lo normal es que el técnico no tenga que acceder a tu casa ni a ninguna otra vivienda.

Después, la calificación y posibles medidas. Como en todo examen, habrá una nota final, que será favorable o desfavorable. El segundo caso se da cuanto hay deficiencias graves o muy graves que supongan un riesgo de seguridad.

Una vez que el resultado es desfavorable la comunidad tendrá que realizarlas reformas que el informe indique y presentar un certificado de que se han ejecutado para poder superar la ITE. Así es como se podrá obtener el certificado de aptitud que supone haber superado este trámite.

¿Y se puede obtener una hipoteca sin la ITE? Entre los documentos que hay que presentar al solicitar una hipoteca sobre la vivienda se incluye siempre el certificado de eficiencia energética de la vivienda y la prueba de que la casa está libre de cargas.

La ITE no es obligatoria y pedirla depende de cada entidad. Si el banco donde solicitas la hipoteca hace bien su trabajo y te ayuda con los trámites, haría bien en mencionarlo. A fin de cuentas, un edificio sin la ITE o, peor todavía, con una ITE desfavorable, es sinónimo de obras, y no precisamente de las baratas.

Si quieres evitar esas obras para centrarte en la reforma de tu nueva casa, recuerda que hay hipotecas especiales para comprar y reformar. Incluso existen hipotecas verdes con mejores condiciones si la reforma mejora la eficiencia energética del hogar.

Mientras, si el edificio no tiene la ITE tiene como principal consecuencia una multa (a la comunidad de vecinos en realidad). Una sanción que puede alcanzar los 6.000 euros y es solo uno de los problemas de no tener la ITE.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com