El 87% de los usuarios ya se decantan por hipotecas a tipo fijo

hipotecas a tipo fijo

El 87% de los usuarios ya se decantan por hipotecas a tipo fijo

El mercado inmobiliario está en el radar de muchos expertos, después de haber aparecido determinadas incertidumbres como consecuencia de la pandemia. Sin embargo, el sector goza de mayor dinamismo, tal y como se puede ver en las últimas tendencias por parte de los usuarios, que cada vez se decantan más por los préstamos hipotecarios a tipo fijo.

El Centro de Estudios de RN Tu Solución Hipotecaria muestra claramente cómo está evolucionando las preferencias de los usuarios a la hora de seleccionar las hipotecas. El cliente medio tiene 37 años de edad, con un importe medio de financiación concedido de 174.221 euros.

Sin embargo, la estadística es clara en cuanto a cuáles son las hipotecas predilectas en el entorno actual: el 87% del total se decanta por hipotecas a tipo fijo, mientras que el 13% lo hace por préstamos hipotecarios a tipo variable. De las 60 operaciones cerradas por RN Tu Solución Hipotecaria en noviembre 50 fueron de préstamos a tipo fijo y 10 a tipo variable.

¿Y cuál ha sido el tipo de interés medio de las hipotecas fijas durante este periodo en comparación con las de tipo variable? Los datos muestran que han sido del 1,70% para el primer grupo por el 1,69% del segundo grupo.

Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria, explica cuáles son las principales motivaciones: “En el mercado hipotecario cada vez se están consiguiendo mejores condiciones para un préstamo de tipo fijo y el cliente lo que quiere es la mayor tranquilidad posible ante una futura subida de tipos de interés”.

Por lo pronto, la escalada de la inflación está pasando ya factura a los bolsillos de las familias a la hora de hacer la compra, pagar la luz y contratar servicios. Pero en breve también va a empezar a encarecer las cuotas de sus hipotecas por primera vez en 15 meses y lo va a hacer notablemente más rápido de lo previsto hasta ahora, incluso hasta hace apenas un mes y medio.

Eso es algo que se observa de la previsión de evolución del Euribor que el mercado maneja actualmente y que incluye que el índice de referencia para la mayoría de esos créditos suba de forma más pronunciada hasta entrar en positivo en julio de 2024 por primera vez desde febrero de 2016, cuando a finales de agosto se preveía para el otoño de 2025, a principios de año se esperaba para finales de 2027 y en otoño del pasado ejercicio se auguraba para 2031.

Los inversores tratan siempre de anticipar el comportamiento futuro del mercado para maximizar sus ganancias, con lo que su previsión sobre el Euribor está sujeta a variaciones constantes, ya que depende de que las variables económicas, y en consecuencia la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), evolucionen como esperan.

Sea como fuere, desde finales del año pasado todas las revisiones han sido al alza porque la pandemia ha impactado en la actividad económica menos de lo que se temía en el peor momento de la crisis gracias a la vacunación, a lo que se ha sumado ahora el fantasma de una inflación alta más persistente de lo que se calculaba.

La razón de que el mercado espere una subida del Euribor más rápida que hace un mes estriba, así, en que el fuerte repunte del IPC en las economías avanzadas ha alentado una creciente expectativa de que los bancos centrales se vean obligados a endurecer su política monetaria antes de lo previsto -y de lo que ellos mismos quisieran- para contener la subida de los precios y evitar así que la recuperación descarrile. El BCE sigue insistiendo en que se trata de un fenómeno inflacionario transitorio debido a la reapertura de la economía, pero muchos analistas no lo comparten y el Fondo Monetario Internacional (FMI) acaba de advertir a las autoridades monetarias del mundo de que “deben estar preparadas para actuar con rapidez si los riegos se materializan”.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com