¿Cuáles son las ventajas de la nuda propiedad?

ventajas nuda propiedad

¿Cuáles son las ventajas de la nuda propiedad?

En el ámbito inmobiliario, habitualmente se añaden nuevos conceptos que enriquecen y facilitan la comprensión de este sector económico. En este sentido, en los últimos años, se ha popularizado el término “nuda propiedad” que ha traído algunas diferencias entre los expertos dentro de esta materia. ¿Qué quiere decir y qué ventajas tiene para todas las partes?

En primer lugar, nuda propiedad es para muchas personas, una estrategia financiera llevada a cabo con el fin de solucionar un problema de liquidez, pero sin que se genere un nuevo conflicto al perder el inmueble. Y es que toda persona cuando compra un activo adquiere de manera automática la propiedad de este. En el plano vista inmobiliario, este concepto permite al dueño de la vivienda venderla, recibir el dinero de manera inmediata, pero seguir viviendo en ella.

De esta manera, la nuda propiedad permite que se tenga dominio sobre un bien inmueble, pero que no se ostente la posesión ya que se ha cedido, valiéndose del derecho de usufructo. Las personas han encontrado en esta alternativa, una manera de obtener liquidez sin tener que dejar de vivir en la propiedad.

Por ejemplo, en el año 2019 la nuda propiedad registró un aumento de un 36% en comparación al ejercicio anterior. Esta estrategia inmobiliaria, es utilizada mayoritariamente por personas con edades que superan los 75 años.

Una vez que se conoce el concepto, el siguiente paso es ver cuáles son los beneficios de esta práctica tanto para el comprador como para el vendedor. En primer lugar, el propietario recibirá de manera inmediata el dinero producto de la venta del inmueble, no perdiendo el uso, goce y disfrute de este.

A través un documento notariado, el comprador se compromete a aceptar y respetar la presencia del vendedor dentro de la vivienda, hasta su fallecimiento. Es por esta razón por la que, bajo ningún método legislativo, podrá presionarlo para que abandone la vivienda.

Otro punto importante, es que automáticamente para el vendedor disminuyen los gastos ordinarios que acarrea toda vivienda. Por ejemplo, el IBI es asumido por el comprador y el antiguo propietario solo tendrá que hacer frente a los gastos que se generan por el consumo de los suministros básicos (agua, gas, luz…). Asimismo, si por alguna razón se presentase una situación en la que el inmueble sufriera algún daño no atribuible al vendedor, será el comprador el que deberá cubrir dichos gastos.

El vendedor también se puede beneficiar de que puede repartir la herencia de forma anticipada a sus familiares directos. En este sentido, puede ser el propietario quien en vida otorgue a cada uno de los posibles herederos, la cantidad de dinero que él considera que le corresponde. Para ello utilizaría el dinero producto de la negociación nuda propiedad.

Por su parte, la persona que decide adquirir una vivienda bajo la figura de nuda propiedad puede obtener un bien inmueble a un coste muy por debajo al del valor del mercado. En muchos supuestos, una casa que cuesta realmente 400.000 euros puede adquirirse en tan solo 200.000 euros, esto indudablemente es una gran inversión a medio o largo plazo.

También, hay que tener en cuenta que quien habita la vivienda es el antiguo propietario y casi siempre existen nexos de afinidad con la casa. Esto significa, que este se preocupara por cuidar en sumo grado lo que en muchos años ha considerado como su hogar. De esta manera el comprador podrá estar tranquilo en cuanto a posibles daños, que en algunos casos ocasionan ciertos inquilinos a la propiedad.

Como ventaja adicional, si en algún momento posterior al fallecimiento del antiguo propietario, los herederos decidieran continuar disfrutando de la propiedad, el comprador podría llegar a un acuerdo para alquilarles o venderles el inmueble, no siendo esto una situación obligatoria. Dicho de otro modo, esto no se traduce en que quienes vivan en el inmueble tengan por ley la primera opción de compra. Ni mucho menos.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com