¿Cómo conseguir un diferencial más bajo en tu hipoteca a tipo variable?

como conseguir un diferencial mas bajo

¿Cómo conseguir un diferencial más bajo en tu hipoteca a tipo variable?

Contratar una hipoteca requiere de una paciencia y reflexión bastante reseñable. Durante el proceso, puedes ver que la cuota tiene diversas partes y dependerá de si es a tipo variable o fijo: entre ellas se encuentra el diferencial hipoteca. ¿En qué consiste esto? No es más que un porcentaje fijo, previamente establecido en el contrato, que se suma al índice de referencia, el Euribor.

Muchas personas desconocen lo que es un diferencial en el préstamo hipotecario. Por eso, no está de más incidir en qué consiste. El préstamo, tiene dos partes. Por un lado, el dinero que nos ha prestado la entidad bancaria y, por el otro, los intereses. Aquí encontrarás el índice de referencia, lo más habitual es que hagan una revisión cada 6 meses o anual y cojan como referencia el último índice del Euribor.

En este sentido, si está en valores negativos tu cuota será más baja, por eso, para que la entidad no pierda dinero, añaden el diferencial de la hipoteca. Este interés es fijo e independiente al índice de referencia.

El diferencial se suma al índice del Euribor y variará según la oferta hipotecaria y la entidad bancaria. Para conocer la suma de ambos intereses, puedes verlo a través del TIN, que te informará sobre el total de intereses que tendrás que pagar. A ello hay que añadirle el el TAE, que hace referencia tanto a los intereses como al préstamo y te permitirá saber el total de tu cuota.

Una vez que sabemos cómo funciona la cuota de una hipoteca, es el momento de pasar a la siguiente parte, que tiene que ver con cómo se puede conseguir un diferencial bajo en las hipotecas a tipo de interés variable.

Como no puede ser de otra manera, cuánto más bajo, menos intereses pagarás, sobre todo con los datos actuales del Euribor, de momento, la media de junio se encuentra en: -0,485%. Puedes consultar el estado del Euribor vía online, cada día actualizan los datos y te permitirá saber por cuánto te va a salir la próxima revisión.

Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria: “El diferencial dependerá del tipo de hipoteca que tengas contratada, pero es importante que tengas una referencia para saber qué es un diferencial bajo; con vinculación de productos un buen diferencial sería menos del 1%; mientras que sin vinculación se encontraría entre el 1 y el 1,20%”.

La diferencia entre ambas hipotecas, como se puede comprobar es, efectivamente, la vinculación de productos. Después de ponerse en marcha la Ley Hipotecaria de 2019, el banco no puede obligarte a contratar productos para obtener el crédito. Eso sí, puede ofrecértelo para que puedas obtener unas condiciones mucho más beneficiosas de cara al largo plazo.

Si estás interesado en conseguir una hipoteca con la mejor financiación para tu perfil, la mejor fórmula a la que puedes recurrir es acudir a un intermediario de crédito con experiencia en el mercado hipotecario. Estos profesionales, con contrastado recorrido en este entorno, pueden conseguir las mejores condiciones para cada perfil de cliente. Así, tendrán la capacidad de que puedas tener el menor diferencial posible en las hipotecas a tipo variable.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com