¿Cómo cambiar tu hipoteca de banco para ahorrar dinero?

Como-cambiar-tu-hipoteca-de-banco-para-ahorrar-dinero

¿Cómo cambiar tu hipoteca de banco para ahorrar dinero?

El mercado hipotecario se encuentra en un momento de agitación bastante alto como consecuencia de la crisis del coronavirus. El momento económico es muy distinto al de hace algunos años y eso ha provocado que muchos clientes se estén replanteando por completo la situación de su hipoteca. ¿Quizá sea el momento de hacer una revisión o hay que dejarlo todo tal y como está?

En la actualidad hay cada vez más entidades financieras que ofrecen un cambio de banco para atrapar tu hipoteca. Es lo que se conoce como subrogación. Para ello, ofertan productos a un tipo de interés más bajo. Y es que gracias a este traslado se pueden abonar cuotas sensiblemente más bajas, además de reducir otros gastos que se asocian al préstamos como comisiones o productos vinculados.

Eso sí, muchos usuarios tienen dudas sobre cómo se puede llevar a cabo este proceso. La subrogación requiere de conocer cuál es el camino que seguir para ver, exactamente, qué ventajas puedes tener. Nunca es tarde para conocerlo y, como consecuencia, para sacar ventaja de unas mejores condiciones en el largo plazo.

Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria, el primer paso que hay que dar es el de contactar con las entidades que estén dispuestas a asumir tu hipoteca. “Hay que hablar con diferentes bancos, cuantos más mejor, para que le expliques cuál es tu situación, ya que estas entidades te indicarán si están dispuestas a asumir tu préstamo hipotecario y, en caso afirmativo, qué condiciones nos podrían ofrecer”, asegura. “Para ello, una buena opción es contar con un profesional intermediario, que esté acostumbrado a procesos de negociación con los bancos, ya que conseguirá las mejores condiciones posibles”, añade.

El siguiente paso es el de presentar una solicitud formal ante dichos bancos. Es decir, si te interesan las condiciones que te han ofrecido alguna de las entidades financieras, se ha de presentar una solicitud formal. Así, se debe entregar la documentación que se exige: desde las últimas nóminas, hasta la copia de la escritura de la hipoteca, además de pagar un informe de tasación de la vivienda, que tiene un coste medio de unos 300 euros, aproximadamente.

Después de este proceso, se ha de aceptar o rechazar la oferta de cambio de banco. En el supuesto de que la solicitud sea aceptada por una o varias entidades, recibiremos sus ofertas personalizadas. De este modo, tendrás que hacer una revisión de las condiciones ofrecidas y aceptar la propuesta que te resulte más interesante.

Seguramente, tu entidad actual te haga después una contraoferta que tendrás que estudiar. En virtud de la Ley 2/1994, la entidad que te haya hecho la propuesta de subrogación contactará con tu entidad actual para comunicarle tu intención de subrogar tu hipoteca a otro banco. A partir de ese instante, tu entidad actual tendrá hasta 15 días para presentar una contraoferta, siempre y cuando esté dispuesta.

En caso de que sí lo haga, podrás valorarla y estudiar si quieres o no aceptarla. Si la aceptas, la subrogación se cancelará y tendrás que firmar la modificación del préstamo hipotecario con tu entidad financiera. En caso contrario, el traslado seguirá en marcha.

Por tanto, el último paso del proceso es la firma el traslado ante notario. Es lo que resta para formalizar la subrogación. Para ello, tendrás que firmar las escrituras ante notario para oficializar el cambio de banco. A partir de ese momento, se te aplicarán las nuevas condiciones y pagarás las cuotas a la nueva entidad bancaria.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com