¿Cómo calcular la hipoteca que te puedes permitir?

calcular hipoteca

¿Cómo calcular la hipoteca que te puedes permitir?

Siempre hay que tener los pies en el suelo y saber qué hipoteca se puede solicitar en función al perfil que tengamos. No se tiene el mismo acceso a la financiación si el volumen de ingresos es elevado o si se tiene una solvencia alta. Especialmente, también si la ratio sobre deuda personal es óptima. ¿Cómo calcular la hipoteca que te puedes permitir? He aquí la cuestión.

Si se es estricto, la hipoteca máxima que te puedes permitir es aquella que el banco considere que puedes devolver. Básicamente. Se trata de una cantidad que viene dada por el análisis de riesgo que el banco realice sobre tu solvencia económica actual, y para ello tiene en cuenta tu situación laboral y personal, así como el patrimonio del que dispones.

No obstante, desde un punto de vista de la salud financiera, puede que sea recomendable hacer tu propio análisis de riesgo. Es decir, ver qué cantidad, plazo y cuotas encajan mejor con tus perspectivas laborales, de ahorro y personales.

La entidad toma la decisión del dinero que te puede prestar teniendo en cuanto si puedes o no devolverlo. Por supuesto, no es una decisión arbitraria, sino que se basa en un análisis de riesgo de las posibilidades que tienes de poder pagar mes a mes la hipoteca. Por eso, al solicitar una hipoteca hay que tener dos factores en cuenta: tus ingresos y el dinero que tienes ahorrado.

El dinero que cobras mes a mes determinará la cuota que puedes pagar, mientras que los ahorros te permitirán afrontar la cantidad que hay que entregar para comprar una vivienda. Ten en cuenta que lo normal es los bancos concedan el 80 % de la tasación o de la compraventa y lo habitual es que tomen el valor más bajo, por lo general.

Hay excepciones. Por ejemplo, si contratas un intermediario de crédito solvente como RN Tu solución hipotecaria, puedes conseguir financiar hasta el 100% más gastos. Pero siempre y cuando tengas estabilidad laboral y no superes el nivel de endeudamiento óptimo.

Según Ricardo Gulias, director de RN Tu Solución Hipotecaria, otra cuestión importante es que la ratio de endeudamiento no sea superior al 35% de los ingresos de la unidad familiar: “es la cifra que recomienda el Banco de España, aunque no es una cifra inamovible, ya que algunas circunstancias permiten una cierta flexibilidad, por ejemplo, que el solicitante sea funcionario o tenga estabilidad laboral”.

A este respecto, para conocer cuál es la cantidad puedes pagar mes a mes por tu hipoteca debes multiplicar tu sueldo por 0,35. Se debe tener presente que, si los ingresos de los solicitantes son de 2.500 euros al mes, la suma de las cuotas de todos los préstamos, por ejemplo, no debería superar los 875 euros.

Otra manera de estimar la cantidad que puedes dedicar a pagar la cuota de la hipoteca es analizar cuál es tu capacidad de ahorro todos los meses. Quizás un poco menos para seguir ahorrando algo mensualmente, o quizás algo más si puedes hacer ajustes en tu presupuesto familiar.

Como es obvio, esta estimación también funciona en el caso de que estés pagando un alquiler o acabando de amortizar otra deuda, como pueda ser el préstamo de la compra de un coche. Por tanto, sabiendo la cuota que puedes asumir cada mes con comodidad, puedes utilizar un simulador de hipotecas para saber el importe máximo de la hipoteca que puedes solicitar en función del plazo de amortización que elijas.

Mientras, se debe considerar a la hora de calcular la hipoteca qué importe de préstamo te puedes permitir la cantidad de dinero que tienes ahorrado. Cabe recordar que la mayoría de las entidades solo financian el 80% del valor de tasación o de compraventa, por lo que necesitarás tener ahorrado el 20% restante más, aproximadamente, el 10% de los gastos de compraventa e impuestos. Teniendo eso en cuenta, la fórmula para calcular cuál es la hipoteca máxima que vas a poder pedir en función del dinero que tienes ahorrado es la siguiente: Capital hipoteca = Ahorros x 8 / 3. Dicho de otro modo, si tienes ahorrados 60.000 euros, puedes pedir una hipoteca de 160.000 euros.

Igualmente, también puedes estimar el precio máximo de la vivienda que puedes comprar en función del capital ahorrado del que dispongas: Precio vivienda = Ahorros x 10 / 3. Por tanto, si dispones de un ahorro de 60.000 euros, puedes comprar una vivienda de hasta 200.000 euros.

Por último, que la calculadora de hipotecas puede ser una buena opción orientarte.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com