¿Por qué puede ser un buen momento para hipotecarse (pese a la situación actual)?

buen momento de hipotecarse

¿Por qué puede ser un buen momento para hipotecarse (pese a la situación actual)?

La crisis del Covid-19 ha empujado a muchos usuarios a que tengan miedo para tomar decisiones con respecto a actividades como invertir o cambiar de vivienda. No obstante, el esquema actual, más allá de ser adverso en términos económicos, puede brindar una oportunidad interesante en el plano hipotecaria por la situación de los tipos de interés y las estrategias de los bancos.

El Euribor sigue trazando mínimos históricos y parece que la tendencia va a seguir en esa misma dinámica, según apunta la media de los expertos. Actualmente, ya se encuentra sobre los niveles del -0,43%, mientras que se prevé que la media mensual se fije alrededor del -0,40%. Un hito histórico que supone que las cuotas de las hipotecas que se revisen en septiembre se abaraten.

La realidad es que aquellos que tengan un crédito hipotecario a tipo variable seguirán sacando partido de este escenario: ya sea los que tienen diferenciales más reducidos, que en muchos casos no van a tener que abonar intereses, como aquellos que van a ver disminuida su cuota a pesar de tener unos diferenciales algo más alto. El quid de la cuestión es que ya se está produciendo un aligeramiento de los costes de los usuarios.

En este sentido, hay que tener en cuenta que el Euribor permanecerá en negativo durante un largo periodo de tiempo. Pese a que hace ya un año el índice de referencia de los préstamos hipotecarios estaba ya en niveles bastante bajos, las entidades financieras creen que permanecerá sobre estas cotas perjudicando gran parte del negocio bancario.

Con todo este esquema, los bancos siguen entrando en la guerra de precios para intentar captar un mayor volumen de clientes. Las hipotecas a tipo fijo se han abaratado de una forma importante y se encuentran en mínimos. Las de más bajo coste ya están por debajo del 1%, aunque es verdad que redujeron el interés que ofrecen para hacerlas aún más atractivas con el esquema de la actualidad.

Firmando estos créditos, el cliente se garantiza tener una cuota estable durante toda la vida del crédito. La banca prefiere asegurarse unos ingresos fijos, aunque estos sean muy reducidos. Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria: “La oferta de hipotecas seguirá está tendencia, aunque es cierto que para encontrar las mejores posibilidades siempre es recomendable acudir a un profesional que negocie las mejores condiciones.

De este modo, las previsiones que tienen los bancos es que el Euribor va a seguir en negativo durante más tiempo del que se estimaba a principios del presente ejercicio. Eso sí, el margen de bajada de los créditos a tipo fijo por parte de las entidades bancarias es cada vez menor, pero aún podría quedar un trecho.

En vez de encarecer los préstamos hipotecarios, los bancos están optando por ofertar diferenciales atractivos, aunque con vinculaciones a determinados productos, como pueden ser los seguros de vida, del hogar, o planes de pensiones. Hay que tener todo eso en cuenta a la hora de firmas una hipoteca.

Precisamente es con la contratación de estos productos con los que la banca pretende ampliar sus márgenes de intereses, que se encuentran bastante trastocados por las políticas de tipos de interés en niveles mínimos por parte del Banco Central Europeo. Pero, con todo y con ello, los datos siguen apuntando a que la firma de las hipotecas en estos momentos, a pesar de las vinculaciones, resulta interesante desde el punto de vista del cliente. Eso sí, siempre mirando todas y cada una de las condiciones, al ser posible, a través de un profesional.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com