Así puedes conocer la hipoteca que más te interesa

Asi-puedes-conocer-la-hipoteca-que-más-te-interesa

Así puedes conocer la hipoteca que más te interesa

Muchos usuarios piensan comprarse una vivienda por primera vez. Algunos han conseguido ahorrar y piensan en dar el salto a hipotecarse, pero no cuentan con la información adecuada sobre qué es lo que más les interesa. Y es que estrenarse en el proceso requiere de mucha información y conocimientos que seguramente no tengas.

Para empezar, porque hay muchos tipos de préstamos hipotecarios en el mercado que seguramente desconozcas. Existen muchas formas de financiarse para comprar un inmueble y, además, los tipos de hipotecas se pueden dividir de muchas formas: hipotecas para primera vivienda, hipoteca inversa, hipoteca puente y un largo etcétera.

¿Cómo se puede saber cuál es la hipoteca que más me interesa como usuario, especialmente si no dispongo de la información adecuada? Según Ricardo Gulias, director de RN Tu solución hipotecaria, puede ser interesante acudir a un intermediario para agilizar los trámites y que facilite la información necesaria: “La intermediación hipotecaria hace que el profesional encuentre las mejores opciones para el particular al contactar con las entidades financieras, mientras que el cliente únicamente delega estas funciones”.

¿Y cuáles son las hipotecas que hay en el mercado si compras una casa por primera vez? Inicialmente, cabe destacar que para la compra de una primera vivienda puedes encontrar tres tipos de créditos hipotecarios, según los tipos de interés: hipoteca variable, hipoteca fija o hipoteca mixta.

En el caso de la hipoteca a tipo variable, se diferencia del resto porque el tipo de interés oscila durante el plazo que dura el crédito, según una serie de términos que se especifican en el momento de su contratación con el banco. En esta línea, el interés de una hipoteca variable se compone de un índice de referencia, el Euribor en la mayoría de los casos en nuestro país, más un interés diferencial.

En el caso de que los tipos de interés desciendan, el cliente se beneficia de unas cuotas inferiores; mientras que, si éstos suben, la cuota a pagar también aumentará. Este tipo de préstamo hipotecario permite tener plazos de amortización más elevados que en el caso de las hipotecas a tipo de interés fijo.

Así, las hipotecas fijas tienen como principal característica, fundamentalmente, que mantiene constantemente el tipo de interés que se aplica a lo largo de toda la vida del préstamo hipotecario. Esto se traduce en que la cuota mensual es la misma durante todos los meses hasta el fin de la hipoteca. Siempre se pagará la misma cantidad.

La principal ventaja de este tipo de hipoteca es que la cuota se mantiene estable, y siempre se conoce el montante mensual que tendrás que pagar, por lo que no influye los movimientos de los tipos de interés en los mercados.

En último lugar, las hipotecas a tipo mixto se caracterizan por un plazo –habitualmente entre 3 y 10 años– en el que el préstamo hipotecario tiene un interés fijo concreto, lo que hace que se mantengan unas cuotas mensuales estables durante ese tiempo. Sin embargo, cuando concluye ese periodo acordado entre el banco y el usuario entra entonces el tipo de interés variable, generalmente ligado al Euribor.

La principal ventaja de este préstamo es que permite asegurar una cuota fija durante los primeros años de la hipoteca, un momento en el que el esfuerzo económico del comprador para afrontar las cuotas suele ser más grande.

Aun así, para conocer qué tipología de hipoteca nos interesa como cliente lo mejor es contar con un bróker hipotecario, con buena experiencia en el mercado, para que encuentre el producto que mejor se adecué a nuestras necesidades.

 

Artículo escrito por Héctor Chamizo   Twitter: @hectorchamizo

Centro de Estudios de www.tusolucionhipotecaria.com