¿Amortizar hipoteca o poner los ahorros a plazo fijo?

amortizar hipoteca o ahorrar a plazo fijo

Contratar un préstamo hipotecario es un proceso complejo, con muchos trámites y que a menudo la gente lo desconoce. Por nuestra experiencia, podemos asegurar que un porcentaje alto de personas que firman una hipoteca, lo hacen sin saber con exactitud lo que están firmando. Cuestiones como el dinero que se destina a Hacienda, qué pasos hay que seguir una vez saldada la deuda con el banco, cómo rebajar la cuota mensual, son preguntas que intentaremos responder en este artículo.

Pregunta – Si dispongo de unos ahorros de 6.000 euros, ¿es mejor ponerlos a un plazo fijo o amortizar parte de la deuda hipotecaria?

Respuesta – No se puede afirmar que es mejor una u otra cosa, todo depende de nuestra situación económica. Es decir, si necesitamos liquidez, es mejor que ingresemos el dinero en un depósito a plazo fijo o en una cuenta ahorro. De esa manera, tendremos un “cojín” para cualquier imprevisto que pueda surgirnos. De lo contrario, si somos solventes y no tenemos problemas para pagar la cuota mensual, nuestra recomendación es amortizar parte de la deuda contraída.

Pregunta – En el caso de que me decante por amortizar hipoteca, ¿es más recomendable reducir la cuota mensual o acortar el plazo de devolución?

Respuesta – Como hemos comentado en la anterior pregunta, depende de las finanzas personales de la persona. Si podemos asumir la cuota mensual sin ningún problema, es más conveniente acortar el plazo dado que a la larga, pagaremos menos intereses. Si llegamos justos a final de mes, lo mejor es amortizar parte de la deuda, para ir más desahogados.

Pregunta – Hagamos una suposición, tengo una hipoteca y me quedan once años para finalizar la deuda. Tengo dinero suficiente para pagar todo el capital pendiente, ¿dejo de pagar a partir del momento que salde mi deuda? ¿Ha terminado el proceso? ¿Qué hay de Hacienda?

Respuesta – En primer lugar, hay que buscar en el contrato hipotecario si existe la comisión por amortización total de la hipoteca. De ser así, suele estar entorno al 0,5% de la totalidad del capital amortizado. Por ejemplo, amortizamos por un valor de 20.000 euros habríamos de pagar un total de 100 euros. A más a más, hay que pedir el certificado de saldo cero al Banco de España. Es un documento que certifica que la deuda contraída con la entidad bancaria está saldada. Por último, hay que hacer la cancelación registral de la hipoteca, costeando los honorarios del notario, gestoría y Registro de la Propiedad.

Los gastos por tramitar la gestión pueden ser elevados, dependiendo de la política que aplique la entidad. Realmente para los bancos hacer esta gestión supone un pequeño gasto en comparación de lo que suelen cobrar por ello.

Pregunta – ¿Qué me puede compensar más, mantener la hipoteca para poder desgravármela anualmente o liquidar la hipoteca? ¿En qué caso pagaría menos intereses?

Respuesta – El tipo de interés de la hipoteca es crucial para responder a la pregunta. Si éste es bajo, es mejor mantener la hipoteca y deducirse todos los años porque el dinero que recibas vía desgravación superará a los intereses anuales. Ahora bien, liquidar la hipoteca, nos quita una carga pesada sobre nuestra economía domestica y nos permite destinar nuestros ahorros para lo que queramos. Todo gira alrededor, del tipo de hipoteca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad